¿Porqué comprar una moto?

¿Por qué?

Decides comprar una motocicleta en una época en específico de tu vida, a cualquier edad puedes empezar, sólo algunos pocos decidimos emprender este camino y déjame decir que es una máquina que brinda sensaciones únicas.

Automáticamente formarás parte de un Club y aprenderás a reconocer a los miembros cuando encuentres a otro motociclista saludándote en la pista

¡No compres una moto!

Si no quieres una máquina para explorar y compartir diferentes aventuras, porque cada una de ellas te recordará que todavía existen hermosos paisajes, caminos llenos de adrenalina y gente nueva que conocer en el mundo.

¡Busca!

Encontrarás el mejor camino y la mejor manera de disfrutar y sentir la LIBERTAD que sólo puede ser alcanzada con el viento en la cara, el acelerador en una mano y el corazón latiendo al mismo tiempo que el motor explotando.

¿Es peligroso?

El peligro siempre estará presente, tu mente siempre deberá estar alerta y activa, pero SIEMPRE deberás ser consciente de RESPETAR esa delgada línea entre la velocidad y la confianza, y aún así SIEMPRE, ser consiente de tener el equipo adecuado, tu cuerpo sigue siendo la “carroceria” de esta máquina, recuerda, RESPETO y CONCIENCIA.

Yo he decidido ser consciente de todo lo que te he dicho, !SIGUENOS! te invito a buscar caminos y aventuras hasta que la vida y el cuerpo lo permitan, al final el trofeo colgado en la pared serán esas fotografías o como a mi me gusta llamarles “motografías”, llenas de buenos recuerdos, amigos, risas y momentos de adrenalina.

¿Comprar una moto?

Pasarás frío, calor, cansancio, sentirás la adrenalina algunas veces, ya sea que vayas a 40 km/h o 120km/h, usándola en ciudad hacia el trabajo, o en un viaje buscando un destino…. Si decides comprar una moto JAMAS BORRARÁS ESA SONRISA al escuchar el motor encender, hacer el primer cambio y girar el acelerador.